El Señor de los Anillos

29 octubre 2010 0 comentarios

Habéis quedado en una casa para ver una peli antes de ir de fiesta... ¡no tiene por qué ser aburrido, porque podéis beber!

El nombre del juego y el ejemplo se basan en las películas de la serie "El Señor de los Anillos", pero las podéis modificar para que se adapten a cualquier película o serie que os guste ver¹.

Se establecen las reglas antes de empezar, y es conveniente apuntarlas en un papel para que luego no haya piques. Una sugerencia, siguiendo el ejemplo de "El Señor de los Anillos":
  1. Cuando Frodo diga "Sam", todo el mundo bebe medio vaso
  2. Cuando Sam diga "Señor Frodo", todo el mundo bebe medio vaso
  3. Cuando Gollum diga "Mi tesoro" todo el mundo bebe un vaso
  4. Cuando el Anillo sea mencionado, todo el mundo bebe un vaso

Es así de sencillo. Ahora podréis compatibilizar vuestra cinefilia con la fiesta. ¡De nada!

¹Para que os inspiréis con otras pelis: en Star Wars cambiar "Sam" por "Luke", "Señor Frodo" por "Leia", "Mi tesoro" por "fuerza" y "Anillo" por "Lado Oscuro"; si queréis ver Big Bang Theory podéis beber cada vez que Sheldon diga "Penny", cada vez que alguno no entienda de que hablan, cuando la madre de Wolowitz grita; si os gusta el cine español podéis beber cada vez que se diga "me siento", algún taco, salga alguna teta...

²Otra manera de jugar es distribuir las muletillas entre los jugadores, por ejemplo, el jugador 1 bebe cuando aparezca Gandalf, el Jugador 2 cuando Gollum se refiera así mismo como Smeágol...

Imagen (CC) | playadura

La moneda

27 octubre 2010 0 comentarios

Es un juego sencillo de ejecutar pero un tanto complicado de explicar.

Se elige al jugador que se la queda, al que llamaremos policía. El método será mediante la clásica rifa pito-pito-gorgorito (cualquier otra canción infantil sirve), o siendo el último en llegar al lugar elegido para el kinito o botellón.

El resto de los jugadores, con una moneda, ponen las manos debajo de la mesa.
Se la pasan, y cuando se decide quien se la queda, los jugadores tienen que levantar las manos hasta los hombros y bajarlas hasta la mesa.
El policía, ayudado por el sonido que produce la moneda al golpear la mesa, debe adivinar debajo de qué mano de que jugador está la moneda. Por cada vez que falle beberá medio vaso.
Cuando el policía averigüe donde está, el jugador que tiene la moneda pasará a quedársela y se volverá a repetir el proceso.

Imagen (CC) | laser2k

Yo nunca

13 octubre 2010 0 comentarios

¿Quien no ha jugado a Yo nunca siendo un adolescente? En este caso lo adaptaremos para que, aparte de pasar un rato destapando trapos sucios, bebamos y nos conozcamos un poco mas.

La mecánica es sencillísima: El primer jugador comienza diciendo "Yo nunca he..." y dice algo; beberían todos los que han hecho eso. El jugador que habla no tiene porqué decir la verdad, por ejemplo, si quisiesen que todos los de la mesa bebieran solo tendría que decir algo así como "yo nunca he andado hacia delante", y beberían todos, incluido él mismo.

Los juegos con ejemplos siempre se entienden mejor:
Jugador 1: Yo nunca he... estado en Logroño (beberían todos los que hayan estado en Logroño)

Jugador 2: Yo nunca he... respirado (beberían todos los jugadores allí presentes, incluyendo al jugador 2)

Si a alguno de los jugadores no le queda claro a lo que se refiere el jugador que ha dicho "Yo nunca...", puede pedir una explicación para concretar, o puede contar un brevísimo extracto de lo que le ha pasado para dudar.

Si alguno de los presentes sabe que alguno de los jugadores debe beber, debe decirlo y, llegado el caso, dar explicaciones pormenorizadas.

Evidentemente, al final todo acaba derivando en temática sexual y cuestiones escabrosas. Es un juego dinámico, porque si los jugadores están un poco espabilados se bebe en casi todas las rondas, e integrador, por acabar conociendo secretos de tus amigos.

¡Cuidado con los piques o acabar borracho perdido!

Imagen (CC) | outdoorstudios

Marcianito

08 octubre 2010 1 comentarios


Buenas, caballeras y caballeros, no os íbamos a dejar sin jueguito de beber para este finde.

Este juego es de una mecánica sencilla, por lo que tiene que desarrollarse de forma rápida. Los jugadores se dispondrán en círculo y se numerarán de forma consecutiva, esto es, el Marcianito número 2 estará a la derecha del Marcianito número 3, el Marcianito número 4 estará a la derecha del número 3 y así consecutivamente.

Empezará el Jugador 1 (a partir de ahora Marcianito número 1) diciendo:
Jugador 1: Marcianito número 1 llamando a Marcianito número (un número aleatorio, el que le venga en gana, por ejemplo el 5)
Jugador 5: Marcianito número 5 llamando a Marcianito número N (por ejemplo, el 4)
Jugador 4: Marcianito número 4 llamando a Marcianito número 6...

Esto no tendría mucha gracia de no ser porque hay alguna regla más:
  • El Marcianito que está llamando tiene que poner las manos en la cabeza (palmas hacia delante, pulgares en las sienes, giro de muñeca) a modo de antena de marciano.
  • Los Marcianitos que tiene a los lados tienen que poner la mano a modo de antena que está más cerca del jugador que está hablando. Muy importante: Sólo la que está al lado del Marcianito que esté hablando. Veamos un ejemplo gráfico con nuestro buen amigo Ronald:


Evidentemente bebe el que falle o no lo haga con la rapidez que el resto del grupo considere oportuna. Cuando esto pase se comenzará ronda por el jugador que haya bebido.

Imagen de cabecera del post (CC) | arkangel