Arriba o abajo

13 junio 2011 0 comentarios

El Jugador 1 tiene que dar a elegir entre dos cosas, seguidos de arriba y abajo, por ejemplo:
Jugador 1: Calimocho arriba, cerveza abajo
Todos los jugadores disponen de unos instantes para colocar un objeto (por ejemplo una moneda, el objeto será acordado previamente) dependiendo de su preferencia. Si les gusta más el calimocho, lo colocarán en la mano de encima de la mesa (o la que se sostenga en alto si están jugando de pié), si les gusta más la cerveza guardarán el objeto en la mano de debajo de la mesa. La opción que suponga la minoría tiene que beber medio vaso. En caso de empate beben todos.

Esto es un juego que presupone la honradez de los participantes, y da bastante juego a preguntas comprometidas... Arriba arriba, debajo abajo ;)

Imagen (CC): Nick Sherman

El vigilante

0 comentarios


Juego ideal para botellones o bares que no están preparados para kinitos, e incluso, para gente a la que no le gusta jugar a juegos para beber, puesto que no hace falta contar con ellos.

Es conveniente que los jugadores se conozcan entre si, para saber cuales son sus muletillas, gestos que usan y de los que abusan, y que las cantidades iniciales a beber sean pequeñas.

El grupo se dispondrá en círculo y cada jugador le dirá al de su derecha en quién se va a fijar y en qué. Los jugadores beberán con la acción elegida. Si se les olvida beber, el vigilante, que es el jugador de su derecha, le tiene que recordar que beba el doble de la cantidad establecida, en este caso un vaso.

Jugador 1 a Jugador 2: Beberás medio vaso cuando Jugador 6 diga "Joder" (Cada vez que el Jugador 6 diga joder, el Jugador 1 deberá beber medio vaso, si no lo hace, el jugador 2 deberá recordárselo y el Jugador 1 deberá beberse un vaso entero)
Jugador 2 a Jugador 3: Beberás medio vaso cuando Jugador 4 se toque el pelo (Cada vez que el Jugador 4 se toque el pelo, el jugador 2 deberá beber medio vaso, si no lo hace, el Jugador 3 deberá recordárselo y el Jugador 2 deberá beberse un vaso entero)

Cuando el vigilado se dé cuenta de cual es el desencadenante de la acción, tras comprobarlo un par de veces, lo dirá de viva a voz, y si acierta, el vigilante (el que ha mandado al jugador de su izquierda beber cuando el vigilado haga algo) tendrá que beber tres vasos; si el vigilado falla, deberá beber dos vasos por cada falsa acusación.

Veámoslo siguiendo el ejemplo de antes:
Jugador 4: Joder [...] (ve que el Jugador 1 bebe) Joder, joder, joder (el Jugador 1 bebe vaso y medio) Tú, Jugador 2, has mandado al Jugador 1 que beba cada vez que yo diga joder (el Jugador 2 bebe tres vasos)
Jugador 6: Se toca el pelo (ve que el Jugador 2 bebe) ¡A ti, Jugador 2, te han mandado beber cada vez que me miro en el espejo!
Jugador 2: Nooooo, has fallado
Jugador 3: Doy fe, has fallado
(El jugador 6 tiene que beber dos vasos)

Las carreras

12 junio 2011 0 comentarios

Minijuego de mecánica simple, sólo necesitáis vasos del mismo tamaño, alguien o algo que haga ruido, ganas de echaros unas risas y también, porqué no, de beber un poco.

Se dará el pistoletazo de salida (puede se un caballito blanco, una mano inocente, un temporizador de cocina, una alarma del móvil...) y todos los jugadores deberán beberse el contenido de su vaso y ponérselo sobre la cabeza dado la vuelta para asegurarnos de que está vacío o de reírnos un rato de él por tramposo.

El jugador más rápido estará eximido de las siguientes rondas, hasta que sólo quede uno... y no, al último no le castigaremos a beber nada más porque ya bastante llevará en el cuerpo.

Si sois muchos podéis hacer cuadros eliminatorios como en las competiciones de verdad, dividiéndoos en grupos.

Imagen (CC): Singapore Youth Olympic 2010 Games

El interrogatorio

11 junio 2011 0 comentarios

Un juego de cachondeo donde los haya. Los jugadores se harán preguntas estúpidas por turnos siguiendo un orden mirándose a los ojos, si el interrogado se ríe, deberá beber; por cierto, el interrogado no está obligado a contestar a las preguntas a menos que tenga su abogado cerca ;)

Vamos a dejarlo más claro con un ejemplo:
Jugador 1: (mirando a los ojos al Jugador 2) ¿Si tu eres cola yo soy pegamento? (el Jugador 2 no se ríe, no bebe nadie)
Jugador 2: (mirando a los ojos al Jugador 3) ¿Es cierto que usted lame enchufes en sus ratos libres? (el Jugador 3 se ríe, así que debe beber)
Jugador 3: (mirando a los ojos al Jugador 4) ¿Cómo es que es usted tan poco agraciado y sin embargo desagradable también al oído? (el Jugador 4 no se ríe, de hecho, al Jugador 4 no le hace ni puta gracia, así que no bebe)
(y así sucesivamente)

Es un buen juego para acabar con las existencias cuando ya se va un poco caliente, puede provocas situaciones muy cómicas.

Hay una variante llamada Las preguntas. Los jugadores harán las preguntas para todos los jugadores consecutivamente y en orden, los que rían deberán beber.

Imagen (CC): Drewdlecam

Pin pan pun

10 junio 2011 0 comentarios

Es un juego sencillo pero que tiene que ejecutarse con cierta rapidez para que sea divertido y la gente beba.

El juego consiste en que los jugadores deben contando en orden (uno, dos...) en el sentido de las agujas del reloj. El que se equivoque deberá beber un vaso... pero no todo iba a ser así de fácil, hay tres reglas:

  1. No se puede decir tres (3), ni múltiplos de tres (6) ni números que contengan la cifra tres (13), en lugar de éstos se dirá Pin.
  2. No se puede decir cinco (5), ni múltiplos de cinco (10) ni números que contengan la cifra cinco (51), en lugar de éstos se dirá Pan.
  3. No se puede decir siete (7), ni múltiplos de siete (14) ni números que contengan la cifra tres (17), en lugar de éstos se dirá Pun.
Vamos a ver un ejemplo para aclarar dudas si las hubiese en un ejemplo con cuatro jugadores, aunque es apto a partir de dos:
Jugador 1: Uno
Jugador 2: Dos
Jugador 3: Pin (en vez de decir tres)
Jugador 4: Cuatro
Jugador 1: Pan (en vez de decir cinco)
Jugador 2: Pin (en vez de decir seis, que es múltiplo de tres)
Jugador 3: Pun (en vez de decir siete)
Jugador 4: Ocho
Jugador 1: Pin (en vez de decir nueve, que es múltiplo de tres)
Jugador 2: Pan (en vez de decir diez, que es múltiplo de cinco)
Jugador 3: Once
Jugador 4: Pin (en vez de decir doce, que es múltiplo de tres)
Jugador 1: Pin (en vez de decir trece, que tiene un tres)
Jugador 2: Pun (en vez de catorce, que es múltiplo de siete)
Jugador 3: Pin ((en vez de decir quince, que es múltiplo de tres, también podía haber dicho Pan por ser múltiplo de cinco y seguiría siendo válido)
Jugador 4: Dieciséis
...
(Así hasta que algún jugador falle, beba y vuelva a empezar por el uno, tranquilos, se suele fallar antes :P)

Imagen (CC): H. Sánchez

El búfalo

09 junio 2011 0 comentarios

Es un juego para sitios tranquilos, en donde se da libertad a los jugadores para hacer lo que quieran.

Los jugadores seguirán con sus conversaciones, bailes y demás aventuras nocturnas, pero siempre bebiendo con la mano izquierda (o la derecha en el caso de ser zurdos). En el momento que alguien detecte que se ha equivocado de mano se le empezará a señalar mientras se grita ¡El búfalo! ¡El búfalo! El jugador que ha cometido el error, o búfalo, deberá apurar lo más rápido posible la copa, cerveza u otra consumición que tenga en la mano.

Juego muy popular en tierras escandinavas, al que se puede acordar jugar en casi cualquier situación de marcha, incluso mientras se juega al quinito, al señor del tres...

Imagen (CC): Jer Kunz

La preñada

08 junio 2011 0 comentarios

Traicionero y divertido juego también conocido como la embarazada. Necesitamos siete vasos, los iremos llenado de poco en poco, esto es, el primero con poquito, el segundo algo más, el tercero por la mitad... el sexto casi lleno y el séptimo hasta arriba, que apartaremos un poquito, será la preñada.

El Jugador 1 tirará un dado y se tendrá que beber el número correspondiente al que le ha salido. Ese vaso quedará vacío. Si, mientras está vacío, vuelve a salir ese número, el vaso se volverá a llenar con la cantidad que le corresponda -si es el uno un poquito, el dos un poco más... el seis casi lleno-. El jugador al que le salga el número del último vaso con bebida, deberá beberse este y la preñada también. Veámoslo con un ejemplo por si no ha quedado claro.

Pongamos que hay cinco jugadores para no liarnos, pero el juego es apto a partir de dos.

Jugador 1: (Tira el dado y saca un 6, se bebe el sexto vaso, el que está casi lleno, el vaso 6 pasa a estar vacío)
Jugador 2: (Tira el dado y saca un 1, se bebe el primer vaso, el que está prácticamente vacío, los vasos 1 y 6 están vacíos)
Jugador 3: (Tira el dado y saca un 2, se bebe el segundo vaso, los vasos 1, 2 y 6 están vacíos)
Jugador 4: (Tira el dado y saca un 3, se bebe el tercer vaso, los vasos 1, 2, 3 y 6 están vacíos)
Jugador 5: (Tira el dado y saca un 2, se rellena el segundo vaso hasta la altura que estaba originalmente, un poco más que el 1 pero menos que el 3, el jugador no bebe, los vasos 1, 3 y 6 están vacíos)

(así sucesivamente hasta que queda un sólo vaso del 1 al 6 con bebida, por ejemplo el 4)

Jugador 2: (Tira el dado y saca un 4, se bebe el cuarto vaso y el vaso que está lleno, la preñada. Se volverá a empezar desde el principio. Si se quiere añadir emoción, se pueden poner dos embarazadas)

Hay que tener cuidado con este juego pues es traicionero, pero muy divertido y da lugar a piques y chanzas.

Imagen (CC): flequi

Los chinos

06 junio 2011 1 comentarios
Vale, no están jugando a los chinos, son chinos jugando xD

¿Quién no sabe jugar a los chinos?

Por si no lo sabes, es un juego en el que todos los jugadores disponen de tres chinas (piedras, aunque seguramente no las tengas a mano,lo puedes hacer con monedas o trocitos de papel). Con las manos atrás, se cambiarán las chinas de mano y sacarán las que quieran en la puño (ninguna, una, dos o tres)¹, que deberá estar a la vista. Tras esto, los jugadores intentarán adivinar el número de piedras que han sacado todos los jugadores, y no se podrá escoger un número que se haya elegido otro jugador.

Los jugadores que fallen deberán beber medio vaso (es un juego rápido, si se juega a un vaso no nos hacemos responsables de las consecuencias). El jugador que acierte no beberá. Si un jugador acierta tres veces consecutivas, mandará beber un vaso a otro jugador o establecerá una regla.

¹ Si hay muchos jugadores, se recomienda bajar el número de chinas, por ejemplo una, así será un poco más fácil beber.

^^EldanY^ dice que también este juego es conocido como La abuela, usando la frase La abuela cuando murió ¿cuántos hijos dejo?, se va respondiendo y, por supuesto, el que falle, trago que te crió.

El 21

0 comentarios

Los jugadores se disponen en círculo. El jugador 1 (por los métodos que ya hemos comentado) decide la dirección diciendo Izquierda o Derecha seguido de Uno. El jugador 2 tiene las siguientes posibilidades:
  • Decir el siguiente número (Jugador 2 dice Dos). El turno pasará a Jugador 3.
  • Decir los dos siguientes números (Jugador 2 dice Dos, tres). Se cambia el sentido, así que le vuelve a tocar al jugador anterior, en este caso el Jugador 1.
  • Decir los tres siguientes números (Jugador 2 dice Dos, tres, cuatro). Se salta al siguiente jugador.
Cuando se llega al número 21, todo el mundo tiene que beber un vaso y decir ¡Veintiuno! tras beberlo. El último jugador en decirlo tiene que beber otro vaso, y el jugador al que le tocaba decirlo tiene que poner una regla. Unas sugerencias son
  • Cambiar algún número por una palabra, una frase corta, un gesto...
  • Cambiar dos números de orden
  • Cambiar de idioma algún número
Por supuesto, si alguien se equivoca de número o habla cuando no le toca, tendrá que beber.

Imagen (CC) Horia Varlan

Las traineras

01 junio 2011 0 comentarios


El grupo se dividirá en dos equipos del mismo número de personas, todos con vasos de la misma medida de su bebida favorita. Los equipos se colocarán uno frente al otro y los jugadores se numerarán por orden. A la voz de ya, los primeros jugadores beberán su vaso, los segundos no pueden empezar hasta que el primero haya dejado su vaso sobre la mesa, y así sucesivamente. Los integrantes del equipo que tarde más en acabar la ronda deberán beber otro vaso como castigo, y de éstos, el último que lo beba, otro más.

Imagen (CC) | gatogrunge