El verbo

04 octubre 2011

La mecánica es sencilla. Uno de los jugadores se la queda, se deberá retirar del resto del grupo. El grupo decidirá qué verbo escoger y lo sustituirá por el verbo "follar". Cuando el jugador que se la queda vuelve, los demás tendrán que ir diciendo una frase -que sea verdad- para que lo adivine. Por cada verbo que diga y no acierte beberá medio vaso, cuando lo acierte, todos los demás beberán un vaso. Aclarémoslo con un ejemplo:
Jugadores: Vamos a usar el verbo "lavar"
(Vuelve el Jugador 1, que es el que se la queda)
Jugador 2: En mi casa solo folla mi madre
Jugador 1: ¡Cocinar! (Falla, luego bebe medio vaso)
Jugador 3: Yo follo cada tres días.
Jugador 1: ¡Duchar! (Falla, luego bebe medio vaso)
Jugador 4: Yo me follo la ropa constantemente
Jugador 1: ¡Lavar! (Acierta, luego beben todos menos él y se la queda el Jugador 4, que es al que han pillado)
No es un juego en el que se beba mucho, pero es divertido por la cantidad de equívocos a los que da lugar.

Imagen (CC) aguarate

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de borrar los comentarios que nos dé la gana por ofensivos, que vengan poco a cuento, o, sobre todo, por no respetar la ortografía.